Controles en locales gastronómicos y espacios verdes: 700 inspectores en las calles y dos clausuras por no cumplir con las medidas

Personal del Gobierno porteño recorre los principales polos gastronómicos de la Ciudad, así como espacios verdes, verificando el cumplimiento de las normativas. Se clausuraron dos locales de Nueva Pompeya y Flores

Con más de 700 inspectores, agentes de prevención y personal de distintas áreas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires continúa recorriendo y controlando comercios, locales gastronómicos, centros de trasbordo y espacios verdes previniendo y concientizando sobre las nuevas restricciones horarios y normativas implementadas por el Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo nacional, vinculadas a la pandemia de Covid 19.

En los operativos realizados este fin de semana se realizaron dos clausuras, en locales gastronómicos ubicados en Nueva Pompeya y Flores. En ambos lugares se encontraron clientes después de las 20 y salidas obstruidas, por lo que como parte del operativo se le secuestraron sillas y mesas.

Las cuadrillas de control también recorrieron zonas como Puerto Madero, Palermo Hollywood, Plaza Serrano, San Telmo, Avenida Corrientes, Plaza Dorrego, Corredor Donado, Avenida Elcano, Paseo Ferroviario y Paseo de la Infanta, que es donde se concentra más del 80 % de la actividad gastronómica de la Ciudad. Y espacios verdes como los parques Tres de Febrero, Chacabuco, Plaza Arenales, Parque General Paz, entre otros.

Además de los inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), también participan de los operativos personal de la Dirección General de Fiscalización Urbana (DGFU), agentes de Prevención, agentes de Tránsito, bomberos de la Ciudad, guardaparques y diversos concientizadores.

En las recorridas por la Ciudad se verifica el cumplimiento de la restricción a la circulación entre las 20 y las 6; también que se respeten los horarios permitidos para todos los comercios, que deben cerrar a las 19 (después solo pueden funcionar con la modalidad take away hasta las 23 y delivery hasta las 24), pudiendo reabrir a partir de las 6 del día siguiente. Los locales gastronómicos solo pueden atender a sus clientes al aire libre.

En los espacios verdes se concientizó sobre la importancia de respetar los protocoles sanitarios, la distancia social, el uso correcto de tapabocas y las normas de higiene personal, y el cumplimiento de horarios.

Hasta el momento se han clausurado seis bares y restaurantes por funcionar fuera de horario y tener más capacidad de gente que la permitida (ubicados en Palermo -2-, Balvanera, Barrio Norte, Almagro y Villa Crespo) y se desbarataron 10 fiestas clandestinas, clausurando los establecimientos y apresando a los responsables en los casos en que la Justicia lo ordenó.

Las tareas de control y concientización son de prevención, pero ante casos de no cumplimiento de protocolos y horarios se labrarán actas de intimación hasta llegar a la clausura de los establecimiento.

En ambos lugares se encontraron clientes después de las 20 y salidas obstruidas, por lo que se secuestraron sillas y mesas.

Controles en el transporte

Más de 400 agentes de Tránsito mantienen su presencia en los distintos centros de transporte para controlar que se cumplan las medidas de distanciamiento social y verificar los permisos para viajar, ya que solo pueden hacerlo trabajadores esenciales, alumnos y alumnas y personal docente y no docente, y quienes tengan que concurrir a un turno médico o de vacunación. Todos deben contar con su permiso de circulación y tramitarlo a través de www.argentina.gob.ar/circular. También se ocupan de reordenar las filas y los flujos peatonales para que se cumpla el distanciamiento social, controlan el aforo en el transporte público y el cumplimiento de los protocolos establecidos (ventanillas abiertas, cantidad permitida de personas de pie, etc.).

Los agentes recorren los Centros de Trasbordo de Constitución, Sáenz, Retiro, Once, Flores, Chacarita, Pacífico, Liniers y Barrancas de Belgrano, las principales estaciones de subte, y en los corredores de Metrobus para controlar que se cumplan los protocolos establecidos en el transporte público.

También se recorrieron zonas como Puerto Madero, Palermo Hollywood, Plaza Serrano, San Telmo y Avenida Corrientes, entre otras.

Concientizadores en las escuelas

A su vez, para garantizar el protocolo de ingreso cuidado y evitar que haya aglomeraciones, el Gobierno porteño dispuso de lunes a viernes en las instituciones educativas de la Ciudad operativos especiales de los que participan concientizadores y agentes de prevención, poniéndose a disposición de la comunidad educativa, padres y directivos de escuelas.

La presencia del personal también abarca paradas de colectivo y estaciones de subte, con el objetivo de ayudar en el orden y la agilización de los ingresos, del entorno de las escuelas y de una movilidad segura. Además de agentes de tránsito, de prevención y bomberos, participan más de 2.000 personas, que incluye al Ministerio de Educación (900), personal de Transporte (300), y voluntarios de distintas áreas del Gobierno de la Ciudad (753).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *