Lautaro y Enzo Hereñú pasaron por ‘El Baile de la Gambeta’

En una nueva emisión de nuestro programa radial, contamos con la presencia de los hermanos Lautaro y Enzo Hereñú, multicampeones en taekwondo y vecinos de Villa de Mayo. ¡Mirá!

En las instalaciones de la Radio Weekend (FM 102.1) y en el marco de una nueva emisión de nuestro programa, ‘El Baile de la Gambeta’, nos dimos el lujo de contar con la presencia de los hermanos Lautaro y Enzo Hereñú, vecinos de Villa de Mayo y multiples campeones en taekwondo.

Ante el micrófono y en diálogo con el conductor del programa, los jóvenes que representan al Polideportivo de la mencionada localidad de Malvinas Argentinas y al Club El Cruce, brindaron detalles del deporte que practican desde que cada uno tenía cuatro años.»A competir vamos siempre en compañía de nuestro viejo, Javier. Todo es a pulmón. Y nuestros amigos siempre nos apoyan», revelan los chicos, quienes son cinturón primer dan.

«A nosotros nos entrena Mario ‘Freddy’ Ochoa, que es sexto dan y siempre está en todo. Lo que a veces más cuesta es la dieta que hay que hacer para llegar a los pesajes y la constancia para entrenar», cuenta Lautaro. Y añade: «Los TK 5 y 3, que son competencias por equipos nacionales, y el torneo nacional 2019 en el que gané el oro en el CENARD fueron las competencias que más me costaron».

Enzo, por su parte, agrega: «El torneo más difícil para mí fue el Naconal que gané a principios de este año, en Posadas, Misiones. Ahora, en noviembre tenemos la última competencia, en el CENARD».

En tanto, Javier también se anima a soltar algunas palabras en relación al deporte que sus hijos aman y practican desde hace años: «Hay mucho sacrificio, desde llevarlos hasta acompañarlos con las comidas. Yo empecé a practicar de grande taekwondo, a los 28, para involucrarme e interiorizarme un poco más. Me puse a practicar y me gustó. Yo los seguí a ellos, igual que a mi otro hijo más grande que es tercer dan. Cuando pelean, siento orgullo y nervios también».

De igual manera, los jóvenes destacan el respaldo municipal que reciben las instituciones que representan. «Para los viajes nos ayudan, porque es costoso. El Municipio siempre está apoyando y ayudando. A los chicos que se fueron a los juegos bonaerenses les pusieron combis y el hotel, en Mar del Plata. Son nuestros compañeros más chicos», relata Lautaro. Y Javier señala que uno de ellos «sacó el oro, otros dos consiguieron plata, uno el bronce y el último un quinto lugar».

«Hoy poy hoy, yo prefiero más la competencia que pensar en enseñar. Capaz el día de mañana cambio el pensamiento», indica Enzo respecto a la posibilidad de comenzar a dar clases en el futuro. Y Lautaro se muestra en la misma línea: «Me gusta más la competencia, no me simpatiza tanto dar clases. A mi otro hermano, el más grande, sí».

Y respecto a la utilización de las artes marciales en el día a día en situaciones específicas por fuera de las competencias, concluye: «El mismo deporte te va enseñando la disciplina y no lo terminas usando nunca porque uno de los principios es el autocontrol. Siempre se trata de evitar la pelea«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *