Magin Barnes pasó por ‘El Baile de la Gambeta’

En una nueva emisión del programa radial que cubre la zona ‘Argentinas’ de la Liga de Fútbol Infantil Municipal, contamos con la presencia de Magin Barnes, uno de los tantos chicos que se formó en escuelas de fútbol de Malvinas Argentinas y que actualmente juega en la sexta división de San Miguel. ¡Mirá!

En las instalaciones de la Radio Weekend (FM 102.1) y en el marco de una nueva emisión de nuestro programa, ‘El Baile de la Gambeta’, nos dimos el lujo de contar con la presencia de Magin Barnes (16), quien forma parte de la sexta división del Club Atlético San Miguel y registra pasos por un par de escuelas de fútbol de Malvinas Argentinas.

La Terraza y Los Chicos, ambas instituciones radicadas en la localidad de Gran Bourg, fueron los sitios en los que el joven categoría 2005 comenzó a dar sus primeros pasos en materia futbolística. «Pateaba la pelota en mi barrio, siempre con amigos. Un día le dije a mi viejo (Gustavo Barnes, ex futbolista profesional) que quería jugar y me llevó a La Terraza. Ahí me formaron, porque no sabía nada. Fue en 2017. Y a mitad de año, después, arranqué en Los Chicos«, relató el adolescente.

 

Tras involucrarse permanentemente en el ambiente futbolero, Magin se la jugó y dio otro paso al frente para continuar moldeando su sueño de convertirse en jugador de fútbol. Así, en 2018, llegó a la división pre-novena del Club Atlético River Plate. «Jugué la Copa Angel Labruna y salí goleador. Estuve muy contento», recordó ante el micrófono y en diálogo con los conductores del programa, Favio Giménez y Pablo Barreiro.

En el Millonario, además de hacerse sentir a fuerza de festejos, logró forjar algunas amistades y fue clave para fortalecer el ambiente de compañerismo en el plantel. Sin embargo, el destino le tenía preparado otro camino. «Cuando terminó el campeonato, con mi familia buscamos otras alternativas. Y mi papá me aconsejó ir a San Miguel. Fue una excelente oportunidad porque me recibieron con los brazos abiertos. Ahí empecé en novena (división) y pasé por la octava y séptima hasta llegar a la sexta, que es donde estoy ahora», indicó Barnes, quien forma parte de las Inferiores del Trueno Verde desde hace cuatro años.

 

Su rutina para cumplir con los entrenamientos en el predio que el club tiene en Los Polvorines es tan precisa como exigente. Viaja desde Pablo Nogués por las mañanas, temprano, en colectivo hasta las instalaciones de la institución para entrenarse junto a sus compañeros. Luego, se dirige a la casa de su abuela -que se encuentra cerca del complejo- para almorzar y emprende el viaje hacia la escuela. Pasadas las 17, retorna a su casa, hace las tareas , cena y se acuesta para descansar y recobrar energías para afrontar un nuevo día.

«Es un sacrificio que se ve todos los días en todos los deportes, pero en el fútbol es como que se destaca mucho más. Es lo que me gusta. Les dije a mi papá y mamá que no los voy a decepcionar, ni en esto ni en el colegio. Seguramente, el día de mañana va a haber un beneficio», contó Magin. Y agregó: «Estoy en quinto del secundario, y el año que viene lo termino. Voy a estudiar recursos humanos o seguridad e higiene«.

 

El joven, que juega habitualmente como enganche aunque también puede moverse por todo el frente de ataque, concluyó su visita contando cómo vivió la variación de pasar de jugar en canchas de baby fútbol a desempeñarse en campos de juego mucho más amplios. «Fue un cambio grande, aprendés cosas nuevas. A lo primero se me hacía gigante la cancha de 11 y ahora veo más chiquita la de cinco. Llevó tiempo y no fue tan rápido. ¡Hasta la pelota cambia!», cerró el pibe que surgió de La Terraza y Los Chicos, y que ahora defiende la camiseta de la sexta división de San Miguel, que espera por las tres fechas restantes para ver cómo cierra la tabla de posiciones.

 

Entrevista completa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.