Manjares bonaerenses para la mesa navideña y de fin de año

Postres tradicionales de la provincia de Buenos Aires que se convirtieron en uno de los principales atractivos turísticos de los municipios de Patagones y Balcarce serán el broche de oro de la cena de Navidad y Año Nuevo.

Algunos de los platos dulces llegaron de la mano de las diferentes oleadas migratorias y otros nacieron del azar y la creatividad al combinar varios ingredientes.

UN CLÁSICO PATAGÓNICO

Durante el siglo XVIII los inmigrantes provenientes de la provincia de León, España, también llamados maragatos, se asentaron en el sur del territorio bonaerense y fundaron Carmen de Patagones, actual ciudad cabecera del distrito de Patagones.

Los pobladores desplegaron saberes y costumbres gastronómicas que los conectaban con su tierra natal como la natilla o crema maragata, un postre que quienes visiten esa ciudad bonaerense deben degustar.

Ingredientes

1 litro de leche, 300 grs de azúcar molida, 10 yemas de huevo y limón, canela o vainilla c/n.

Preparación

Hervir la leche y aromatizar a gusto. Tapar y conservar.

Colocar las yemas y el azúcar en un recipiente, batir e incorporar la leche de a poco. Luego cocinar la preparación a baño María sin dejar de mezclar. Retirar cuando desaparezca la espuma de la superficie. No tiene que hervir.

Colar la mezcla y revolver cada tanto para que no se le forme una tela en la superficie.

Servir las natillas espolvoreadas con canela o con una guarnición de merengue. Los chefs sugieren combinar la corteza del limón con la canela para aromatizar el postre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.