Deporte InfantilFutbol Infantil

Sergio Vázquez pasó por ‘El Baile de la Gambeta’

En una nueva emisión del programa radial que cubre la Liga de Fútbol Infantil Municipal, contamos con la presencia del reconocido ex futbolista de la Selección Argentina, Sergio Vázquez. ¡Mirá!

En las instalaciones de la Radio Weekend (FM 102.1) y en el marco de una nueva emisión de nuestro programa, ‘El Baile de la Gambeta’, nos dimos el lujo de contar con la presencia del reconocido ex futbolista de la Selección Argentina (y actual director técnico), Sergio Vázquez (55), quien forjó una carrera exitosa defendiendo las camisetas de Ferro, Racing, Rosario Central, Universidad Católica (Chile), Banfield y Avispa Fukuoka (Japón).

Ante el micrófono y en diálogo con el conductor del programa, Favio Giménez, el experimentado defensor, quien con la casaca Albiceleste disputó el Mundial de 1994 en Estados Unidos y ganó las copas América en 1991 y 1993 además de también obtener las Rey Fahd y Artemio Franchi en 1992 y 1993, respectivamente, recordó su paso por el seleccionado nacional detallando las sensaciones que le generaron haber representado al país durante cuatro años de manera ininterrumpida.

«Cuando uno se pone la camiseta de la Selección, se disfruta más que levantar una copa. Uno no tiene que olvidarse de donde salió y lo que hizo para llegar ahí, la posibilidad de estar con gente que quiere y después extraña porque están a kilómetros de distancia, la familia que está apoyando… Uno sabe que hay muchísima gente atrás que conoce y que no conoce, también. Están alentando para salir adelante. La gente es muy importante porque te levanta y te da ánimo. Hay millones de personas alentando a la par», señaló el marcador, que fue una de las piezas fundamentales en los equipos que armó Alfio ‘Coco’ Basile en la Argentina y que compartió canchas y vestuarios con verdaderos íconos del fútbol nacional, como Gabriel Batistuta, Leo Rodríguez, Diego Simeone y un tal Diego Armando Maradona, entre varios otros.

«El 15 de enero de 1991 fue mi primera práctica en Ezeiza. Estábamos todos con hambre de gloria. Solo había tres jugadores de la época de Bilardo: (Claudio) Caniggia, (Oscar) Ruggeri y (Sergio) Goycochea. El título del 91 lo coronamos con juego, ganas y garra. Era muy contundente ese equipo. Y después, jugar con Diego (Maradona) siempre fue muy emocionante. Compartir el vestuario con él es algo único. Se aprende mucho. Es una persona muy especial, querida y entrañable», aseguró Vázquez.

Tras ello, Sergio se metió de lleno en el aspecto formativo de los futuros jugadores y brindó su parecer con palabras tan claras como contundentes. Así, señaló que a los chicos «no hay que prepararlos para ganar, sino a saber perder» porque «las frustraciones sin más que las alegrías».

«¿Cuántas veces se sale ‘campeón’ en la vida? Son muy pocos los que ganan muchísimo. Muchos jugamos mucho y la mayoría de veces terminamos perdiendo. Yo no comparto eso de que ‘el segundo no sirve’. Llegar al último día es tan importante como a la semifinal. Hoy le inculcan a los chicos que lo único que vale es ganar o ganar. Y no es así. Ganar es efímero. Yo dirigí a un montón de pibes y lo que trato de inculcarles, como a mis hijos y nietos, es que disfruten lo que están haciendo porque son pocas las personas que lo hacen. Cuando uno hace deporte de forma profesional, tiene que disfrutarlo porque está trabajando de lo que le gusta. Y no todo el mundo tiene esa suerte», explicó.

Y siguió: «No hay que inculcarle a los pibes que ganar es lo único que sirve porque el deporte tiene cosas a favor más allá de eso: cuidarse, y cómo dormir, entrenarse y alimentarse, por ejemplo. Hay que hacer docencia y no pensar que lo único que sirve es ganar. Los chicos, haciendo deporte, se cuidan y salen de los lugares de peligro. Adentro de un club, están resguardados de las cosas que pasan afuera».

En ese contexto, Vázquez resaltó la importancia que las instituciones barriales tienen en toda la comunidad para contener a los chicos y chicas, a quienes les otorgan un espacio necesario para su desarrollo. «Uno se pone contento cuando en Malvinas Argentinas, San Miguel, José C. Paz, Escobar o Pilar hay clubes de barrio. Cuantos más hay, más posibilidades tenemos de resguardar a los pibes de los problemas que hay afuera, en cada esquina. Es bueno que hagan tanto hincapié en el fútbol infantil porque no todo el mundo está preparado para eso, y los chicos se merecen la difusión del deporte».

Finalmente, el ex defensor de la Selección concluyó la charla dejando un mensaje a todos los chicos y chicas que forman parte del deporte infantil y juvenil: «Ya sea fútbol, básquet, handball o vóley, disfruten todos los momentos, porque son únicos. Disfruten los entrenamiento del deporte que sea, porque uno no sabe qué va a pasar mañana. Cada cosa que hagan, disfrútenla. Cuando uno va creciendo, empieza a dejar de disfrutar porque ya no se trata de correr detrás de una pelota. Empieza a ser un trabajo y se lo toma con seriedad. Entonces se deja de lado la niñez y empezás a demostrarte a vos mismo lo que va costando. Disfruten cada minuto porque, cuando uno va creciendo, se llena de obligaciones e incertidumbre«.

Y concluyó: «Y sigan estudiando, es una obligación estudiar. Los padres no tienen que pensar que con los hijos se van a salvar. Sí tienen que darles educación para que tengan un camino de prosperidad en la vida y se sientan orgullosos aunque no hayan llegado. La del futbolista es una carrera muy corta. Tienen que prepararse. Estudien, porque hay vida después del deporte. No es sólo jugar al fútbol y ganar dinero. No todo el mundo gana dinero, son muy pocos los que pueden. Los demás, debemos seguir trabajando».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *